Llámanos (+34) 609 755 022 / (+34) 600 509 020
Oficina: (+34) 952 23 14 96

Mientras el número de vuelos se multiplica desde hace cuatro años, incluso a ritmo de dos dígitos en temporada estival, los trabajadores aéreos no lo hacen ni al mismo ritmo ni en la misma proporción. El sector anda escaso de efectivos y esta escasez, tan internacional como los trayectos de la mayoría de las compañías, se nota en España y puede comprometer la demanda futura de las aerolíneas.

Controladores, auxiliares de vuelo y pilotos son profesiones con déficit aunque, por diversas circunstancias y sus particularidades, no todas estén actualmente entre las más demandadas dentro del sector. Concretamente en el caso de los pilotos, en España sólo 6.433 personas tienen licencia para pilotar un avión comercial, según un informe elaborado por la agencia de noticias empresariales pyme.info.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) recoge que durante el año pasado los pilotos comerciales con licencia ATPL (Transporte de Línea Aérea) -tanto para avión como para helicóptero- en España crecieron solamente un 2,6%. Y, sin embargo, quienes cursaron estudios encaminados a la obtención del título de pilotaje comercial coparon todas las plazas disponibles en las escuelas aeronáuticas españolas.

Según recoge la agencia, el informe Previsión del Tráfico Mundial en Aeropuertos 2016 del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés), se necesitarán como mínimo 112.000 nuevos profesionales en los próximos 20 años, a un ritmo anual de casi 6.000 nuevos pilotos para atender el crecimiento del tráfico aéreo. Acorde a esta necesidad global, España debería incorporar a 1.120 pilotos, ya que se lleva un 19% del tráfico de pasajeros de la UE, según Eurostat.

No obstante, para alcanzar esta cifra las escuelas de pilotos deberían quintuplicar su capacidad, ya que sólo 228 pilotos obtuvieron la licencia en 2016 en nuestro país, tras dos años de formación. Este número, según el informe de pyme.info resulta insuficiente para cubrir tanto las necesidades futuras de las compañías aéreas como las de las escuelas de pilotos donde obtienen la acreditación. La razón es que los profesionales existentes (en 2016 eran 985 instructores en activo) deben repartirse entre las aerolíneas y las escuelas. Por ello, según explica la agencia, fabricantes y aeropuertos confirman que hace falta formar a más de 1.000 pilotos nuevos al año en España.

Los constructores aeronáuticos Boeing y Airbus también prevén una escasez de profesionales de la conducción aérea. Ambos estiman que el tráfico crecerá por encima de un 4,5% hasta 2035 y que en Europa se incrementará más de un 3,5%. El fabricante estadounidense recogía ya en su Previsión de Pilotos y Técnicosque entre 2017 y 2035 harán falta 617.000 nuevos profesionales; en concreto, 104.000 para Europa y 1.098 para España. Mientras, la Previsión Global de Mercado 2016-2035 del consorcio europeo Airbus espera que se doble el número de pilotos en este espacio de tiempo, lo que supondría la incorporación de 250.000 para 40.000 aviones con más de 100 asientos. De este modo, la demanda anual de pilotos a nivel mundial alcanzaría los 30.000 al año.

Al incremento del tráfico aéreo hay que añadir un factor importante: las jubilaciones. El año pasado se jubilaron en España 68 pilotos. La renovación de las plantillas quizá no haya sido especialmente significativa hasta ahora, pero aumentará en los próximos cinco años. Este problema será especialmente acuciante en las aerolíneas estadounidenses.

 

Publicado: Elmundo. es – Artículo de Silvia Fernández